Mejillones salsa
Mejillones en salsa

Estos mejillones en salsa picante son muy fáciles de preparar e ideales como aperitivo en cualquier momento, incluso en Navidad. El plato está preparado con mejillones frescos, aunque también se puede hacer con los que venden congelados en medias conchas.

Mejillones en salsa picante receta

Al ser un alimento económico, es preferible comprarlo fresco si se tiene la oportunidad. El mejillón fresco siempre va a tener un sabor más intenso que el congelado, más sabroso. Por otro lado, el picante es mejor adaptarlo a las preferencias personales. Recordemos que al desmenuzar las cayenas y triturarlas con la salsa, le darán un punto fuerte. Sobre todo, si tenemos niños en casa, mejor no desmenuzarlas.

Si os gustan los mariscos, os animo a preparar estos mejillones a la vinagreta y las navajas en salsa verde. También os encantarán los mejillones tigre, las almejas al ajillo y los mejillones al vapor. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocinado: 55 minutos
Tiempo total: 1 hora y 10 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

1.5 kg de mejillones
1 kg de tomates rama o pera maduros
1 cebolla
3 chalotas
5 hojas de salvia o de albahaca
sal
1 limón
150 ml de vino blanco
2 cayenas

Cómo hacer mejillones en salsa picante, receta fácil paso a paso

1. Para preparar nuestro rico plato de mejillones en salsa picante comenzamos limpiando bien los mejillones.
2. Así que les quitamos los filamentos con la ayuda de un cuchillo y tirando hacia abajo con cuidado hasta arrancarlos.
3. Después, limpiamos las cáscaras de todos los mejillones. Rascamos con la ayuda de un cuchillo y dando golpitos para eliminar los pequeños crustáceos adheridos.
4. Lavamos bien nuestro marisco tras limpiarlo y lo colocamos en una cazuela al fuego con un poco de vino blanco. Subimos el fuego al máximo.
5. Solo vamos a cubrir el fondo con el vino. También lavamos y cortamos ½ limón en cuartos (en 4 trozos). Lo incluimos en la cazuela.
6. Seguimos preparando todo para nuestros mejillones en salsa. Ahora introducimos los mejillones, tapamos y los mantenemos al fuego hasta que se abran.
7. Van a estar unos 5 minutos, aproximadamente. Ojo, no ponemos nada de sal, la salsa será la que aporte todos los sabores a nuestro plato.
8. Transcurridos 4 o 5 minutos, destapamos y vamos sacando los mejillones que se hayan abierto.
9. Es importante que controlemos el tiempo y no los tengamos al fuego más de 5 o 6 minutos porque nos quedarían duros.
10. Ahora les quitamos una concha y los reservamos. Nuestros mejillones en salsa se van a quedar con una sola concha.
11. En el caso de que les queden algunos filamentos, se los quitamos y si algunos no se han terminado de abrir en este tiempo, los desechamos.
12. ¿Por qué tiramos esos mejillones? Si en todo este tiempo no se han abierto es porque estaban muertos antes de cocinarlos. Si forzamos su apertura y nos los comemos, podríamos intoxicarnos.
Receta mejillones
Mejillones en salsa

Mejillones salsa, el guiso

1. Comenzamos a preparar ya nuestra rica salsita picante para los mejillones. Así que pelamos la cebolla y las chalotas.
2. Las picamos bien, el tamaño no importa mucho (salvo por el tiempo de cocción, menos tiempo cuanto más finitas) porque luego vamos a triturar todo.
3. Colocamos una cazuela grande al fuego con un chorro de aceite de oliva virgen extra, temperatura media alta (6 o 7 sobre 9) e incluimos las verduras (cebolla y chalotas).
4. Aderezamos con un poco de sal y mantenemos al fuego unos 10 minutos, más o menos. Agregamos 2 cayenas desmenuzadas.
5. Cocinamos todo durante 1 minuto más. Ojo con el picante, si no os agrada, podéis quitarlo o echar solo 1 si os gusta poco picante.
6. Lavamos y cortamos en trozos los tomates, mientras tanto. Los añadimos a la cacerola e incluimos unos 100 ml de agua de la cocción de los mejillones.
7. El agua la agregamos colada para evitar posibles impurezas. Tapamos la cacerola, removemos de vez en cuando y mantenemos al fuego unos 30 o 40 minutos, más o menos.
8. Tenemos que conseguir que el tomate se deshaga, que estén todos los trozos blanditos. En ese momento, destapamos la cazuela y trituramos todo muy bien.
9. Cuando llevemos como 1 minuto y 30 segundos triturando la salsa, vertemos como 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y trituramos nuevamente hasta que emulsione.
10. Con la salsa triturada y en la cacerola, la probamos para especiarla al gusto. El mío estaba rico, no necesitaba rectificar el punto de acidez.
11. Así que le ponemos un poquito de sal, salvia. En caso de que no os agrade la salvia, podéis sustituirla por orégano o albahaca, por ejemplo.
12. Encendemos el fuego a 4 sobre 9, tapamos y mantenemos así 10 minutos. Después destapamos, bajamos el fuego al 2 y ponemos todos nuestros mejillones dentro de la salsa.
13. Tapamos nuestros mejillones en salsa picante y los dejamos unos 2 minutos más. Apagamos y servimos con un poquito de perejil fresco por encima.
14. Ya podemos llevar a la mesa nuestros ricos mejillones en salsa que están para chuparse los dedos.

Más recetas de mariscos que os recomienda La cocina de Masito:

Haz clic para votar esta receta