Actualizado: 17 marzo, 2021

Haz clic para votar esta receta
Mermelada de fresa

¿A quién no le gusta una rebanada de pan con una rica mermelada de fresa? A mí me encanta y en casa, ni os cuento. Si no os agradan las fresas, no pasa nada, seguid el paso a paso de esta receta fácil usando otra fruta. Os aseguro que la mermelada elaborada en nuestro hogar nada tiene que ver con las comerciales. ¡Es una delicia!

Receta de mermelada de fresas

Para la preparación de esta mermelada de fresas casera vamos a necesitar muy pocos ingredientes, las fresas, azúcar y alguna cosilla más. Así que se trata de una receta muy barata y sin ninguna complicación, salvo vigilar los tiempos de cocinado. Esta es una forma diferente de poder incluir la fruta en la alimentación de los peques.

Si os gustan las mermeladas, no os podéis perder esta mermelada de mora y esta mermelada de madroño, quedan espectaculares, con un sabor fantástico. En caso de andar buscando más platos en los que utilizar las fresas, os animo a probar esta ensalada de fresas y este mousse de fresa y plátano. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocinado: 40 minutos
Tiempo total: 45 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de youtube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

500 g fresas ya limpias
1/2 limón
60 g azúcar
2 hojas de gelatina neutra
2 cucharas soperas de agua

Cómo hacer mermelada de fresa, receta fácil paso a paso

Mermelada de fresa
Mermelada de fresa
1. Comenzamos nuestra rica mermelada de fresa partiendo un limón en 2 y sacándole el zumo a 1/2 limón.
2. Añadimos el zumo al recipiente en el que vayamos a colocar las fresas. El limón actuará como antioxidante.
3. Ahora lavamos las fresas, les quitamos el rabillo hasta la parte blanca y luego las partimos en trocitos al gusto.
4. El tamaño de los trozos no es importante porque las vamos a cocinar durante bastante tiempo y se irán deshaciendo.
5. Una vez cortadas, las agregamos al recipiente donde pusimos el limón, las removemos para que se impregnen bien del zumo y no se oxiden.
6. Seguidamente las ponemos en una cazuela junto con el azúcar y un poco de agua.
7. Las cocinamos a temperatura baja, 3 sobre 9 que tiene mi placa de inducción, durante unos 35 o 40 minutos, aproximadamente.
8. El líquido tiene que ir mermando, adquiriendo tono rojizo a la vez que se va deshaciendo la fresa.
9. Esta mermelada de fresa casera la podéis dejar con los trozos, a mí me encanta a sí, o triturarla al final.
10. Si no encontráis fresas, podéis elaborar una rica mermelada con otras frutas como fresones e incluso con frutos del bosque.
11. Cuando comience a adquirir la textura deseada (poco líquido, más rojizo y las fresas deshaciéndose) vamos a remover de vez en cuando.
12. En los minutos finales es muy importante remover para que no se nos agarre a la cazuela.
13. Poco a poco vamos a notar que está más espeso al remover. Justo en ese momento hidrataremos la gelatina.
14. La ponemos en un cuenco con agua fría y la dejamos unos 4 o 5 minutos, aproximadamente.

Mermelada casera de fresa, últimos pasos

1. Transcurrido el tiempo, escurrimos bien la gelatina y la agregamos a la cazuela en la que estamos preparando la mermelada de fresas.
2. La integramos removiéndola, tras unos 10 segundos, apagamos el fuego y seguimos removiendo.
3. Al minutito de remover ya estará bien integrada la gelatina.
4. Este es el momento en el que podéis triturarla si queréis. Ya os comenté antes que yo no lo hice.
5. Luego, la colocamos en un bote y veréis que empieza a estar un poquito más espesa la mermelada de fresa.
6. Pero todavía está muy caliente, en cuanto comience a enfriarse adquirirá una textura más consistente.
7. Dejamos que enfríe a temperatura ambiente durante 1 hora o 1 hora y 30 minutos, más o menos.
8. En el momento en el que ya esté más fría, metemos la mermelada tapada en la nevera y la dejamos dentro hasta el día siguiente.
9. Aprovechamos para hacer un pan casero al día siguiente y al sacarla de la nevera, poder untar el pan con nuestra fabulosa mermelada de fresas.
10. Veréis cómo al sacarla de la nevera, la textura es diferente, la propia de cualquier mermelada.
11. A mí me gusta mucho removerla bien al sacarla de la nevera y justo antes de usarla.
12. Mi tostada ideal es un poco de queso fresco untado en el pan y encima la mermelada de fresas.
13. Os cuento un secreto, esta mermelada casera está para ponerle un piso. ¡Que os aproveche, amigos!
Mousse de fresa y platano
Tiramisú

Más recetas con frutas que os recomienda La cocina de Masito:

Recetas recomendadas