Actualizado: 9 junio, 2021

Haz clic para votar esta receta

Esta receta de pechugas de pollo rellenas están muy ricas. Una de las cosas más importantes es que las pechugas estén bien abiertas, como si fueran filetes grandes. Para ello es necesario que le contemos al carnicero que deben ser cortadas de la manera más uniforme posible. Con el mismo grosor por todos lados para rellenar las pechugas.

Receta de pechuga de pollo rellena de jamón y paté

Como hoy han venido a cenar mis amigos Nachete y Elena, he querido experimentar con una receta nueva. Siempre los utilizo como conejillos de indias cuando tengo ganas de inventar en la cocina. En esta ocasión he elaborado un plato que tomaba mi mujer hace muchos años en un restaurante italiano. Estas pechugas rellenas de jamón y paté quedaron riquísimas. El punto de sabor que les aporta el paté y el jamón es espectacular. Además, la salsa está para mojar pan y no parar.

Si os gustan las pechugas de pollo, no os podéis perder esta receta de pechugas de pollo en salsa pesto y estas pechugas de pollo al horno con bacón y queso fundido. También os animo a preparar estas pechugas de pollo Villaroy y esta pechuga de pollo empanada. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocinado: 15 minutos
Tiempo total: 25 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes para 2-4 personas:

2 pechugas de pollo abiertas por la mitad (enteras, o sea, 2 filetes enormes)
sal
aceite de oliva virgen extra
150 g de jamón ibérico o serrano
paté de oca o al gusto
2 huevos
pan rallado
Para la salsa:
300 g de champiñones
330 ml de leche evaporada
75 ml de whisky
1/2 cebolla

Cómo hacer pechuga de pollo rellena de jamón y paté, receta fácil paso a paso

pechuga de pollo rellena de jamon y pate
1. Comenzamos nuestras pechugas de pollo rellenas de jamón y paté pidiéndole al carnicero que nos las abra tipo libro.
2. Debe dejarnos las pechugas como unos filetes muy grandes y largos para rellenarlos.
3. Una vez tengamos las pechugas cortadas, las extendemos bien sobre papel film transparente, cubrimos con otro poco de papel film.
4. Ahora es el momento de coger un mortero o cualquier herramienta que nos sirva para machacar la carne un poco.
5. Con esto conseguiremos unas pechugas lo más finas posibles, con un grosor similar. Quitamos el papel film y las salpimentamos.
6. Aproximadamente hasta la mitad de la pechuga de pollo vamos a untarla con una capa gruesa de paté. Ojo, no llegamos a los bordes nunca.
7. Es el momento de incluir el jamón cubriendo ambas mitades, la que tiene paté y la que no lo tiene.
8. Cuanto mejor sean estos ingredientes, el jamón y el paté, más sabrosa quedará la pechuga.
9. Enrollamos con cuidado la pechuga, intentando que quede todo dentro y bien sellado.
10. Reservamos y rellenamos la otra pechuga haciendo lo mismo de antes: machacar, salpimentar, paté, jamón ibérico o serrano y enrollar.
11. Después, batimos los huevos y agregamos pan rallado a otro plato. Colocamos una sartén ancha al fuego con aceite de oliva virgen extra.
12. Pasamos las pechugas de pollo rellenas de jamón y paté por el huevo y el pan rallado.
13. Después las freímos de una en una a fuego medio (6 sobre 9 que tiene mi placa), ya que se tiene que hacer el centro de la pechuga bien.
14. Si la temperatura fuera muy fuerte, nos quedarían unas pechugas rellenas crudas por dentro y muy hechas por fuera.
Cómo rellenar pechugas de pollo

Pechugas rellenas de jamón y paté, la salsa

1. Cuando la pechuga de pollo rellena esté lista por uno de los lados, le damos la vuelta y la seguimos haciendo.
2. Es importante que las cocinemos por todos lados, los laterales también y no las perdamos de vista, las vigilamos en todo momento.
3. Cuando una de las pechugas esté cocinada, la sacamos y la ponemos sobre papel absorbente para continuar haciendo la otra.
4. Mientras se hace la segunda pechuga, pelamos y picamos la cebolla y limpiamos los champiñones.
5. Le damos la vuelta a la pechuga y colocamos otra sartén al fuego con aceite de oliva.
6. Introducimos la cebolla, la sofreímos a fuego medio alto (7 sobre 9) durante unos 7 o 9 minutos, aproximadamente, hasta que esté en su punto.
7. Aderezamos con un poco de sal la cebolla y sacamos la pechuga si ya está cocinada por todos sus lados.
8. Si la cebolla ya está pochada, echamos los champiñones con un poco de sal y, si hiciera falta, más de aceite de oliva.
9. En cuanto tengamos listos los champiñones, vertemos el whisky y le prendemos fuego (flambeamos) para que se evapore el alcohol.
10. Si os asusta este paso, solo tenéis que cocinarlo unos 5 minutitos, más o menos (sin prender fuego), y de esa forma también se evaporará el alcohol.
11. Tras evaporarse, agregamos la leche evaporada (podéis usar también nata líquida), mezclamos y esperamos unos 2 o 3 minutos.
12. En ese tiempo habrá espesado nuestra salsa, así que apagamos el fuego, la vertemos en una jarra y la trituramos hasta obtener una cremita.
13. Ya solo nos queda emplatar al gusto y verter un poco de salsa. La sobrante la podemos poner en una salsera.
14. Como acompañamiento van de maravilla unas patatas fritas y una rica ensalada.

Más recetas de carnes rellenas que os recomienda La cocina de Masito:

Recetas recomendadas