Haz clic para votar esta receta

Este solomillo al ajillo con patatas fritas es una maravilla. La carne queda jugosísima y con pocos ingredientes podemos hacer un plato fácil y sabroso. Es importante respetar el tiempo de cocción para que os quede tierna la carne. Esta misma receta, si no coméis cerdo, la podéis hacer hasta con solomillos de pollo al ajillo, chuletas de pavo o lo que os apetezca.

Solomillo al ajillo con patatas receta

Para hacer el solomillo de cerdo al ajillo podéis comprarlo entero o, si tenéis un carnicero de confianza, pedirle que os corte ya los medallones. De esa forma os ahorráis el trabajo de hacerlo en vuestra casa. Eso sí, es muy importante que los solomillos tengan el mismo grosor para que se hagan al mismo tiempo. De todas formas, no os va a llevar mucho tiempo; es un plato que se hace muy rápido, tanto las patatas como el cerdo.

Si os gusta el solomillo cerdo, os animo a preparar este solomillo de cerdo al roquefort y este solomillo de cerdo al whisky. También os encantará este solomillo asado con patatas y este solomillo de cerdo relleno. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocinado: 20 minutos
Tiempo total: 30 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de youtube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

1 solomillo de cerdo
patatas (cantidad al gusto)
100 ml de aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra molida
1 cayena (opcional)
25 ml de vinagre de vino blanco
perejil fresco
4 dientes de ajo

Cómo hacer solomillo al ajillo con patatas, receta fácil paso a paso

1. Comenzamos nuestra rica receta de solomillo al ajillo colocando una cazuela al fuego con aceite de oliva virgen extra.
2. Mientras el aceite se caliente, pelamos y cortamos las patatas en bastones del mismo tamaña.
3. Para que las patatas queden muy crujientes es importantísimo que las pasemos por agua hasta que esta salsa transparente.
4. Después debemos secarlas bien para que el aceite no salte al introducirlas. Cuando las patatas estén casi en su punto, comenzarán a flotar.
5. Una vez estén hechas a nuestro gusto, las sacamos con una espumadera y las ponemos en un plato con papel absorbente. Reservamos para nuestra carne al ajillo.
6. Seguidamente cortamos en medallones o filetes del mismo grosor (entre centímetro y medio o dos) nuestro solomillo de cerdo.
7. Salpimentamos los filetes por uno de los lados y colocamos una rustidera al fuego con un poco de aceite de oliva.
8. Agregamos los solomillos de cerdo y los cocinamos a temperatura media alta (6 o 7 sobre 9).
9. Cuando la carne esté hecha a nuestro gusto por uno de los lados, le damos la vuelta y la seguimos haciendo.
10. Aprovechamos para ir pelando los dientes de ajo y picándolos. Cuando los solomillos estén listos, los sacamos y reservamos.
Solomillo de cerdo al ajillo

Solomillo de cerdo al ajillo, últimos pasos

1. Después, agregamos los dientes de ajo a la rustidera o sartén y los cocinamos con el fuego apagado.
2. Vamos a usar el calor residual para que no se nos quemen para nuestro solomillo al ajillo con patatas.
3. Incluimos una cayena desmenuzada. Si el calor residual no fuera suficiente, cocinamos a 5 o 6 sobre 9.
4. Los dientes de ajo estarán en su punto en cuestión de 1 minuto o poco más. Si teníamos el fuego encendido, lo apagamos.
5. Esperamos unos 20 segundos, aproximadamente, a que baje un poco la temperatura y vertemos un poco de vinagre.
6. Si no esperamos a que baje la temperatura, podría saltarnos el aceite al incluir el vinagre de vino blanco en la rustidera o sartén.
7. Removemos durante unos 10 o 15 segundo e introducimos los medallones de solomillo de cerdo con los líquidos que hayan soltado.
8. Meneamos las rustidera o sartén con movimientos envolventes para que se integren bien todos los sabores e ingredientes.
9. Picamos finamente el perejil fresco y lo espolvoreamos por encima del solomillo al ajillo, removemos nuevamente.
10. Emplatamos todo situando las patatas fritas con una pizca de sal en la base de una bandeja.
11. Encima irán uno a uno los filetes de solomillo al ajillo y regamos con la salsita.
12. Otra opción es llevar a la mesa la salsa en una salsera y la bandeja de solomillos al ajillo con patatas fritas.
13. De esa forma, cada comensal se servirá al gusto. Acompañamos con una ensalada y un poquito de pan para disfrutar.

Más recetas al ajillo que os recomienda La cocina de Masito: