Sígueme

Actualizado: 16 abril, 2020

(Votos: 0 Promedio: 0)
Usos de los tés en la cocina

Hola, amigos. Hoy os vengo a hablar de los usos de los tés en la cocina y de alguna de sus variedades. Eso sí, es muy importante que uséis buenos tés y para conseguir tés de calidad un buen lugar es Aromas de té, por ejemplo.

EL TÉ EN LA COCINA

Todos estamos familiarizados con los tés, sobre todo con su consumo como bebida. Recuerdo cómo la nutricionista me hablaba de la necesidad de tomar líquidos y que una buena forma era tomando este tipo de infusiones. Si bien, la mayoría desconocemos que este producto también se puede usar de múltiples maneras en la cocina. Antes de empezar a explicaros sus variedades y usos, os recomiendo que probéis este fabuloso puding de té matcha o estas galletas de mantequilla con una buena taza de té. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

TIPOS DE TÉS Y PROPIEDADES

Existe una gran variedad de tés y es un mundo fascinante. Si bien, yo os voy a hablar solo de algunos de ellos, los que supuestamente son los más conocidos, así como de sus propiedades:

1. Té verde. Es rico sodio, minerales, flúor y en vitaminas, como la A, la B y la C. Posee propiedades antioxidantes, depurativo (por lo que ayuda a eliminar líquidos), digestivo y quemagrasas.
2. Té rojo. Se dice que regula el colesterol, quema las grasas de nuestro organismo, digestivo, antioxidante y potencia el sistema inmune.
3. Té negro. Parece ser que es uno de los que más se consume en occidente y que se caracteriza por ser saciante. También es importante tener en cuenta que es estimulante, ya que posee gran cantidad de teína.
4. Té blanco. Diurético, aporta vitaminas C y E. Uno de los tés más ricos en propiedades antioxidantes.
5. Té azul, también llamado oolong. Favorece el sistema autoinmune, regula el colesterol, quemagrasas, antioxidante y reduce la tensión arterial.
6. Te chai. Este té especiado es digestivo, antioxidante, antiinflamatorio y de sabor intenso.
Tarta de té matcha

USOS DE LOS TÉS EN LA COCINA

En España no estamos muy habituados a los usos de los tés en la cocina, salvo a consumir el té en infusión y, como mucho, en algún helado o postre.  Si bien, os aseguro que en cocinas profesionales y en otros países se emplea bastante, ya que puede aportar un punto de sabor muy interesante. Así, podemos sustituir líquidos por una infusión de té, aromatizar platos, incluirlo en salsas o emplearlo en una infusión para hidratar pasas, por ejemplo. A continuación os explico algunas de sus posibilidades para que os vayáis familiarizando:

1. El té matcha podría decirse que es una variedad del verde, la hoja es machacada y se convierte en polvo. Además, su sabor es ligeramente dulce. De ahí que se use en cocina para la elaboración de bizcochos, helados, zumos y batidos, etc.
2. El té verde, como posee bajo contenido en teína, debe infusionarse en el agua antes de llegar a ebullición para que no se pronuncie su sabor amargo. Va muy bien con verduras e incluso con carnes blancas y pescados. Por ejemplo, aromatizando una salsa, espolvoreándolo por encima en un wok o incorporando un poco de líquido al guiso, una vez lo hayamos apartado para que no hierva. ´
3. El té blanco puede emplearse como especia para darle un toque de sabor a las ensaladas, por ejemplo. Su punto floral permite su aplicación en bizcochos, como al hacer un almíbar con este producto y emborrachando el postre con dicho almíbar. Cocinar verduras, boniatos o patatas en agua aromatizada con este té. Es importante que los alimentos no tengan un sabor muy fuerte porque pasaría desapercibido.
4. El té negro. Su intensidad variará dependiendo del tiempo de infusionando. Existen variedades de té negro que van muy bien para ahumar carnes y pescados o al hornearlos, espolvoreándolo por encima.

Más recetas que os recomienda La cocina de Masito:

Lubina a la sal.
Costillas de ternera asadas.
Secreto de cerdo con zanahoria.
Recetas recomendadas

Sígueme