Costillas asadas con salsa de miel y mostaza La cocina de Masito

Las acompañes con las salsa que las acompañes: salsa de cebolla, aromatizadas con finas hierbas, o con ese toque dulzón del Foster’s Hollywood, las costillas asadas son siempre un plato irresistible para hacer un día con invitados en casa y dejarles con la boca abierta. El secreto está en saber asarlas bien para que la carne se desprenda sola y se deshaga en la boca.

RECETA DE COSTILLAS ASADAS EN SALSA DE MIEL Y MOSTAZA

Conseguir un perfecto asado en las costillas no es algo difícil ni trabajoso ni requiere de técnicas difíciles de ejecutar. Más bien requiere únicamente de una cosa: tiempo y paciencia. El horno lo hace todo.

Y si a un buen cocinado le sumas una salsa irresistible, estas costillas no tienen fallo. La esencia de las costillas asadas en salsa de miel y mostaza reside en la combinación de sabores que se entrelazan de manera sorprendente en cada capa de este plato. La dulzura seductora de la miel se une a la intensidad y el carácter picante de la mostaza, mientras que el aroma ahumado de las costillas aporta una dimensión extra de sabor. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: – minutos
Tiempo de cocinado: 90 minutos
Tiempo total: 90 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes para 4 personas:

Cómo hacer costillas asadas en salsa de mostaza y miel:

1 costillar de cerdo
4 cucharadas de miel
Sal
4 cucharadas de mostaza
1 cucharadita de ajo en polvo
1 cucharadita de cebolla en polvo
Pimienta negra
Costillas asadas con salsa de miel y mostaza La cocina de masito
1. Precalentamos el horno a 190º con calor arriba y abajo.
2. Salpimentamos el costillar de cerdo por las dos caras.
3. Colocamos el costillar en una bandeja con la parte de las costillas hacia arriba y lo tapamos. Si no tenemos bandeja con tapa podemos envolver las costillas en papel de aluminio.
4. Llevamos la bandeja al horno durante una hora.
5. Mientras tanto hacemos la salsa de miel y mostaza.
6. Mezclamos la miel con la mostaza, la cebolla y el ajo en polvo hasta que quede todo bien integrado.
7. Cuando las costillas estén cocinadas, las sacamos del horno con cuidado de los vapores.
8. Echamos la mitad de la salsa a las costillas ayudándonos de un pincel de cocina.
9. Metemos de nuevo en el horno a 190º sin la tapa.
10. Pasados 15 minutos, sacamos la bandeja y le damos la vuelta al costillar.
11. Echamos el resto de la salsa por encima dejando un par de cucharadas para el final y llevamos de nuevo al horno.
12. Después de 15 minutos sacamos las costillas, las colocamos sobre una bandeja y extendemos la salsita que habíamos reservado.

Más recetas de costillas que os recomienda La cocina de Masito:

Haz clic para votar esta receta