Sígueme

(Votos: 1 Promedio: 5)
Empanadillas de Aprovechamiento

Hola, amigos. Hoy os traigo unas empanadillas de aprovechamiento muy fáciles de hacer. Una manera de no tirar comida y reutilizarla; pero no recalentándola, sino haciendo otro plato diferente.

Receta de empanadillas de aprovechamiento

En esta receta de aprovechamiento he usado lo que me ha sobrado del rabo de buey que hice ayer. De todas formas, las podéis preparar con los restos de comida que tengáis en casa porque os quedarán también muy ricas. Es decir, el relleno es opcional y puede cambiarse por otros ingredientes, como pollo asado, cocido madrileño, verduras, etc.

Si bien, yo os voy a enseñar a elaborar las empanadillas de rabo de buey, que tienen un sabor maravilloso, os aseguro que os van a sorprender. Para acompañarlas, podéis hacer alguna de mis ensaladas o tomar una crema de calabaza y zanahoria de primero Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocinado: 20 minutos
Tiempo total: 25 minutos

Ingredientes:

150 ml de aceite de oliva virgen extra.
150 ml de agua.
350 g de harina.
Sal.
El relleno de aprovechamiento que tengamos en casa (yo he usado la guarnición del rabo de toro cordobés para no tirarla).

Receta de empanadillas de aprovechamiento paso a paso

EMPANADILLAS DE APROVECHAMIENTO_1
EMPANADILLAS DE APROVECHAMIENTO

Cómo se hace la receta de empanadillas de aprovechamiento

1. Comenzamos nuestras empanadillas de aprovechamiento haciendo la masa. Yo utilizo la Thermomix y pongo 150 ml de aceite, 2 minutos a 100º, velocidad 2. Luego, añado 150 ml de agua, 350 g de harina, una pizca de sal, 20 segundos a velocidad 6.
2. Una vez hecha la masa, la estiramos con un rodillo y la dejamos finita. Buscamos algo redondo y que nos sirva para marcarla, es decir, hacemos redondeles en toda la masa (yo empleé la tapa de una cazuela).
3. Una vez tengamos todos los círculos, rellenamos con nuestros ingredientes de aprovechamiento. Como mi guiso tenía líquido (vigilad eso), lo quité todo y dejé solo la guarnición. De esta forma, a la hora de calentar, no chorrearan los líquidos por la empanadilla.
4. Tras escurrir el relleno, lo trituramos un poco. Nos interesa encontrarnos algunos trozos y que no sea un puré dentro de las empanadillas caseras al horno.
5. Obviamente, no tenéis por que hacer el rabo de buey para que luego os sobre la guarnición. Las podéis rellenar con los restos que tengáis o lo primero que os venga a la cabeza. Eso sí, que no sea muy líquido y que esté frío o tibio para que sea más manejable.
6. Comenzamos a rellenar las obleas sin que sea una cantidad excesiva porque se saldría por los lados. Las doblamos y sellamos los bordes para que no salga el relleno. Luego, pinchamos un poco la masa con un cuchillo por ambos lados.
7. Colocamos todas las empanadillas en una bandeja de horno y las pintamos con el huevo. Introducimos en el horno y las hacemos a 200º durante unos 20 minutos, aproximadamente.
8. Sacamos del horno nuestras empanadillas caseras y a disfrutar de ellas. ¡Qué ricas están!

Más recetas de empanadas que os recomienda La cocina de Masito:

Recetas recomendadas

Sígueme

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies