Actualizado: 30 noviembre, 2020

Haz clic para votar esta receta
Albóndigas de berenjena

Hola, amigos. Hoy os traigo unas albóndigas de berenjenas y pollo. Una receta fácil y con un sabor increíble, os lo aseguro. La combinación del pollo con la berenjena es fabulosa y con una buena barra de pan no pararéis de disfrutar de la salsa.

Receta de albóndigas de pollo y berenjenas

Estas albóndigas de berenjenas son perfectas incluso si estáis a dieta, ya que son muy bajas en calorías. Además, la salsa es casera (una salsa casera de tomate frito deliciosa) le aporta un plus de sabor. Este tipo de guisos saben de maravilla de un día para otro y con el frío ni os cuento lo bien que sientan.

Si os gustan las albóndigas, en mi blog encontraréis varias recetas. Os recomiendo que probéis estas ricas albóndigas con zanahoria y estas albóndigas rellenas, con salsa de tomate casera. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocinado: 1 hora y 30 minutos
Tiempo total: 1 hora y 40 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de youtube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

500 g de carne picada de pollo
1 berenjena de unos 300 g
1 kg de tomates pera
1 cebolla
aceite de oliva virgen extra
sal
azúcar
1 cucharada de albahaca
3 cucharadas de pan rallado
90 g de queso crema light
pimienta negra molida

Cómo hacer albóndigas de pollo y berenjena, receta fácil paso a paso

1. Comenzamos a elaborar nuestras albóndigas de pollo y berenjena.
2. Lo primero que hacemos es lavar y quitar la parte verde a la berenjena.
3. La abrimos por la mitad y realizamos cortes en cruz en la carne sin llegar a la piel.
4. Los cortes en la berenjena facilitarán su proceso de cocción en el microondas para las albóndigas en salsa.
5. La introducimos en el microondas 10 minutos a máxima potencia o hasta que la berenjena esté tierna y jugosa.
6. Sacamos el plato con la berenjena y reservamos hasta que temple.
7. Ahora, empezamos la preparación de la salsa de tomate para la receta de albóndigas caseras.
8. Lavamos los tomates y les quitamos la parte verde.
9. Luego los cortamos en trozos y reservamos en un cuenco grande.
10. Por otro lado, pelamos la cebolla y picamos en juliana bien fina; cuanto más fina, mejor.
11. Es el momento de triturar el tomate a velocidad bajita y vigilamos que quede muy bien triturado.
12. Reservamos el tomate hasta que nos haga falta para la salsa de nuestras albóndigas de pollo.
Albóndigas de berenjenas
Albóndigas de berenjena y pollo caseras

Salsa para albóndigas

1. Colocamos una rustidera o cacerola grande al fuego con un buen chorro de aceite de oliva virgen.
2. Incorporamos la cebolla, un poco de sal y la pochamos a temperatura media alta durante unos 10 minutos, aproximadamente.
3. Removemos de vez en cuando hasta que esté en su punto, momento en el que añadimos el tomate triturado.
4. Aderezamos con un poco de sal y la misma cantidad de azúcar, para mitigar la acidez.
5. Cocinamos durante 30 minutos, a temperatura media (6 sobre 9), con la tapa puesta y removemos de vez en cuando.
6. No queremos que la salsa de nuestras albóndigas de pollo caseras merme, por eso la cocinamos tapada.
7. En el último minuto agregamos la albahaca picada y removemos bien.
8. Continuamos cocinando 10 minutos sin tapa para que pierda algo de agua.
9. La salsa estará en su punto cuando pasemos una cuchara por el fondo del recipiente y se formen surcos.
10. Eso sí, estos surcos se cerrarán rápidamente. Ahí estará lista.
11. Entonces, la ponemos en un recipiente grande para poder triturarla.
12. La intención es obtener una fina salsa para nuestro guiso de albóndigas de berenjena.
13. Ya triturada, la vertemos en la cacerola que hemos usado para hacerla, pero previamente la pasamos por el colador.
14. Este paso es muy importante para eliminar tropezones que nos hayan podido quedar.
15. Necesitamos una salsa muy fina para nuestras albóndigas caseras de pollo y berenjenas.

Cómo hacer las mejores albóndigas de pollo bajas en calorías

1. Es el turno de las berenjenas que vamos a vaciar con mucho cuidado y con la ayuda de una cuchara.
2. Seguidamente picamos muy bien la carne de berenjena para la receta de albóndigas bajas en calorías.
3. En un cuenco ponemos la carne de pollo, la berenjena, el queso crema, pan rallado, pimienta y sal.
4. La carne puede ser también de ternera, pavo, cerdo; lo que más os apetezca.
5. Removemos bien todos los ingredientes hasta que se integren.
6. Comenzamos a darle forma de bola a la mezcla, tomando porciones iguales con una cuchara.
7. Precalentamos el horno a 180º y ponemos papel vegetal en una bandeja de horno.
8. Cuando tengamos formadas todas las albóndigas de berenjenas y pollo, las disponemos sobre la bandeja.
9. Introducimos la bandeja en el medio del horno, cocinamos a 180º, calor arriba y abajo, 10 minutos.
10. Otra opción, pero menos sana, es freírlas en vez de hacer las albóndigas al horno.
11. Las sacamos del horno y las incorporamos a la rustidera o cacerola con la salsa de tomate.
12. Tapamos la cacerola y cocinamos durante unos 10 minutos, aproximadamente, a temperatura media.
13. A lo largo de estos 10 minutos, levantamos la cacerola del fuego y meneamos para remover.
14. Ojo, no introducimos cubiertos para mezclar, pues podrían romperse las albóndigas, solo meneamos.
15. Además, no solo no se romperán, sino que también evitaremos que se peguen en el fondo.
16. Transcurridos los 10 minutos de cocción, destapamos y emplatamos nuestras albóndigas de pollo caseras.
17. Aderezamos con un poco de perejil picado fresco y, si no estamos a dieta, freímos unas patatas y a disfrutar.
18. Madre mía qué cosa más rica, y que no falte pan para mojar esta deliciosa salsa casera.
albóndigas de pollo
Albóndigas de berenjena

Más recetas de albóndigas que os recomienda La cocina de Masito:

Recetas recomendadas