Actualizado: 13 noviembre, 2020

Haz clic para votar esta receta
carrilleras al vino tinto

Carrilleras al vino tinto, una receta deliciosa y muy económica. Además, elaborada con una de las carnes más tiernas del mundo y con una salsa que os encantará. Un guiso tradicional que requiere de tiempo y paciencia para que quede en su punto justo de melosidad. Unas patatas fritas o un rico arroz blanco son el acompañamiento ideal de este plato.

Carrilleras vino tinto receta

Por si no lo sabéis, la carrillera o carrillada es una parte carnosa y muy gelatinosa de la cara, en concreto de la zona de los músculos de la mandíbula, de algunos animales (como el cerdo, la oveja o la vaca). Por lo que tendremos un guiso con una carne muy tierna si la cocinamos bien. Si seguís todas mis indicaciones, os aseguro que la carne se deshará en vuestras bocas y conseguiréis un plato espectacular con el que sorprender a todo el mundo. Esta receta es ideal para celebraciones, reuniones con amigos o para darnos una alegría comiendo un plato sabroso.

Si os gustan las carrilleras, os recomiendo que probéis estas ricas carrilleras de ternera en salsa y estas carrilleras de cerdo. También os animo a preparar este exquisito arroz meloso con carrilleras. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocinado: 2 horas y 10 minutos
Tiempo total: 2 horas y 25 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de youtube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

1.2 kg de carrilleras de cerdo
1 cebolla grande
1 cabeza de ajos
½ pimiento rojo
1 puerro
Sal
Pimienta negra
500 ml de vino tinto
750 ml de caldo de carne
1 patata grande
45 g de mantequilla

Carrilleras al vino tinto, receta paso a paso

1. Comenzamos nuestras carrilleras al vino tinto picando las verduras y troceándolas.
2. Así que comenzamos pelando la cebolla, cortándola en juliana (en trocitos muy pequeñitos) y, tras partirlas, las reservamos.
3. Lavamos el pimiento rojo, le quitamos las semillas y la parte blanca. Luego lo picamos en trocitos y reservamos.
4. Al puerro le quitamos la capa exterior, lavamos y hacemos rodajas de un par de centímetros de grosor al gusto.
5. A continuación, cogemos nuestras carrilleras. Para esta receta estoy utilizando carrilleras de cerdo.
6. Si no encontráis de cerdo, podéis utilizar carrilleras de ternera sin ningún problema.
7. Salpimentamos las carrilleras de cerdo por ambos lados, sed generosos con la pimienta negra si os gusta. Reservamos.
8. Colocamos una rustidera al fuego con aceite de oliva virgen extra y marcamos bien nuestras carrilleras.
9. Con esto vamos a conseguir dos cosas, la primera es que la carne quede bien selladita y con sus jugos en el interior.
10. La segunda, que suelte todo su sabor en el aceite de oliva en el que estamos cocinando la carne.
11. Os aconsejo que le pongáis una tapa para que no os salpique todo el aceite mientras selláis las carrilladas en salsa.
12. Una vez fritas las carrilleras, las reservamos. Agregamos la cebolla al mismo aceite y también los dientes de ajo sin pelar.
13. Sí, no pelamos los dientes de ajo porque solo nos vamos a quedar con su sabor.
14. Echamos un poquito de sal y pochamos durante 5 minutos a una temperatura de 7 sobre 9.
15. Pasado el tiempo, incorporamos el pimiento rojo y el puerro, y pochamos durante unos 10 minutos, aproximadamente.

Carrilleras con vino tino, el guiso

1. Cuando esté todo bien cocinado incluimos las carrilleras de cerdo junto con un buen chorreón de vino tinto.
2. Removemos y cocinamos todo durante 10 minutos a la misma temperatura media (7 sobre 9).
3. De esa manera se evaporará un poquito el alcohol y tras los 10 minutos vertemos el caldo.
4. Podemos utilizar caldo de pollo, caldo de ave, el caldo que tengamos por casa o agua sin problema.
5. En esta ocasión empleé caldo de cocido que me sobro el otro día. Os recomiendo que echéis un buen caldo.
6. En concreto, un buen caldo de carne. ¿Por qué? Porque le aportará un plus de sabor a nuestro guiso.
7. Ahora, tras el caldo, removemos e integramos todos los ingredientes, ponemos fuego alto hasta que rompa a hervir.
8. Cuando rompa a hervir bajamos a temperatura media (7 sobre 9), tapamos y cocinamos 1 hora o 1 hora y cuarto, aproximadamente.
9. El tiempo de cocción va a depender del tiempo que tarde en ponerse blandita nuestra carrillera al vino tinto.
10. Meneamos nuestra rustidera durante la cocción para hacer nuestra carrillada en salsa y que no se pegue.
11. Para saber que la carne está en su punto, sacamos un trozo y pinchamos con un palillo.
12. Si entra y sale perfectamente, ya estarían listas. Luego sacamos todas las carrilleras y las reservamos en un plato.
13. También retiramos todas las verduras y escurrimos bien porque nos interesa todo el caldo, la salsa; colamos el caldo.
14. La verdura no la vamos a necesitar más. Lo único que vamos a usar es el caldo.

Carrillada al vino tinto, salsa carrilleras

1. Agregamos unos trocitos de mantequilla para que le dé cuerpo y brillo a la salsa de nuestras carrilleras.
2. Removemos y cocemos 10 minutos a una temperatura media alta (7 u 8 sobre 9).
3. Pasados el tiempo añadimos nuestras carrilleras de cerdo, las cocinamos hasta que reduzca y espese la salsa.
4. Es muy importante que de vez en cuando movamos la rustidera con movimientos de vaivén.
5. Eso va a ayudar a que ligue nuestra salsita. La salsa reducirá en unos 30 minutos, aproximadamente.
6. Ahora, ya podríamos retirar nuestras carrilleras al vino tinto del fuego y emplatarlas para comerlas.
7. Yo prefiero que reposen en la nevera, una vez frías, porque al día siguiente están muchísimo más ricas.
8. Si optáis por comerlas al día siguiente es muy importarte sacarlas un ratito antes de la nevera.
9. Después calentamos las carrilleras en salsa despacito a fugo bajo (3 sobre 9) hasta que se funda toda la salsita.
10. Aprovechamos para preparar las patatas. Las lavamos, pelamos y cortamos cuadraditos pequeños.
11. Las enjuagamos debajo del grifo hasta que el agua salga cristalina, secamos las patatas bien con un trapo.
12. Las freímos en abundante aceite de oliva y a máxima temperatura.
13. Cuando empiecen a subir hacia la superficie es el momento de sacarlas y reservarlas en un plato con papel absorbente.
14. Una vez tengamos las patatas hechas, las salamos. Sacamos las carrilleras al vino tinto de la rustidera.
15. Las colocamos sobre un plato, echamos salsita e incorporamos las patatas por encima.
16. Ya solo nos queda sentarnos a la mesa, a disfrutar de deliciosa receta de carrilleras de cerdo.
Arroz meloso con carrilleras
carrilleras de ternera en salsa
Recetas recomendadas