Actualizado: 22 febrero, 2021

Haz clic para votar esta receta
Cochinillo al horno, cochinillo segoviano

Uno de los platos más ricos de la gastronomía española y típico de las mesas navideñas es el cochinillo al horno. Seguro que en algún momento habréis comido cochinillo segoviano y si no vivís en España, habréis oído hablar de él. Este plato se caracteriza porque tiene un sabor espectacular que se logra con muy pocos ingredientes. Os aseguro que vais a asombrar a todo el mundo si lo preparáis y os saldrá genial porque es muy fácil de hacer.

Cochinillo al horno receta

Para que el cochinillo al horno quede bien cocinado en casa es muy importante tener en cuenta una serie de trucos. No os preocupéis por ello, ya que os los voy a explicar paso a paso en la receta. Por lo que si seguís mis indicaciones conseguiréis un cochinillo al horno crujiente y jugoso. Eso sí, comprad una buena materia prima, pues el cochinillo va a ser la estrella de este plato, sin salsas ni añadidos.

Otra carne que suele estar presente en las comidas de Navidad, en reuniones o comidas familiares es la de cordero. Si os gusta el cordero, os recomiendo que probéis esta paletilla de cordero al horno, así como este pastel frío de patata y cordero. Y ahora, vamos allá, amigos, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocinado: 2 horas y 55 minutos
Tiempo total: 3 horas

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de youtube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

1/2 cochinillo lechal de 2 kg
sal gorda
agua
manteca de cerdo

Cómo hacer cochinillo al horno en casa

Cochinillo fresco
1. Para cocinar el cochinillo al horno, lo primero que tenemos que hacer es comprobar el color de la carne.
2. Un cochinillo lechal de buena calidad debe tener la piel rosada. Esto significará que no tiene más de un mes de vida.
3. Para que quede jugoso es muy importante que tengamos en cuenta el color de la carne. Una vez comprobado, salamos la carne (no la piel) de nuestro 1/2 cochinillo lechal .
4. Cubrimos con papel de aluminio las patitas y el rabo del cochinillo. Si tuviera orejas, también las forramos.
5. De esta manera protegemos estas partes de nuestro cochinillo para que no se quemen y se cocinen bien cuando lo metamos en el horno.
6. Ahora, cogemos una fuente de horno y colocamos utensilios de madera que tengamos por la cocina (cucharones, el palo del mortero, paleta) en el fondo.
7. Para cocinar el cochinillo al horno es muy importante que hagamos una base para que, cuando lo coloquemos en la bandeja, no toque el fondo.
8. Necesitamos que la piel esté protegida del agua; que no esté en contacto con ella cuando la vertamos y durante el cocinado.
9. También es muy importante que no toque el fondo de la bandeja del horno para que la piel no se pegue.
10. ¿Qué vamos a conseguir con este truco? Que la piel de nuestro cochinillo segoviano quede crujiente.
11. Colocamos el cochinillo con la piel sobre la cama de utensilios de madera, hacia abajo, y la carne hacia arriba.
12. Después, agregamos un poco de agua (70 o 10 ml) a nuestra bandeja de horno y la introducimos en el medio del horno.
Receta de cochinillo lechal al horno

Cochinillo al horno, el asado

1. Cocinamos nuestro cochinillo al horno durante 2 horas y 10 minutos, aproximadamente, a 150º, con calor arriba y abajo.
2. Tras 1 hora en el horno vemos si le hace falta agua y se la agregamos para que nos quede jugoso. Seguimos cocinando.
3. Tras 2 horas y 10 minutos, sacamos el cochinillo del horno y comprobamos que la carne de la pierna está prácticamente tierna.
4. Si es así, es el momento de darle la vuelta a nuestro delicioso cochinillo asado con mucho cuidado.
5. Ahora embadurnamos la piel con un poco de manteca de cerdo, nos ayudamos con un pincel.
6. De esa manera obtendremos el típico color doradito y el crujiente de la piel de los cochinillos segovianos, y nos ayudará a mantener los jugos en su interior.
7. Llevamos de nuevo la bandeja al horno, subimos la temperatura a 180º y cocinamos el cochinillo durante 40 o 45 minutos más.
8. Transcurrido el tiempo, sacamos nuestra bandeja del horno y comprobamos que nuestra piel está crujiente.
9. Seguidamente, llevamos de nuevo al horno, subimos el fuego al máximo y mantenemos solo unos 4 o 5 minutos para que se termine de hacer la piel.
10. De esa forma tendremos un cochinillo al horno con una piel muy crujiente. Ojo que no se nos queme.
11. Finalmente, sacamos la bandeja con nuestro cochinillo al horno y le quitamos el aluminio de las patitas y el rabo.
12. Emplatamos nuestro cochinillo lechal asado y lo acompañamos de una ensalada o unas patatas. ¡Y a disfrutar, amigos!
13. ¿Sabes cómo cortan las raciones en el famoso Mesón de Cándido, en Segovia? Ponen un plato de canto.
14. Presionan con el borde sobre la carne y si el cochinillo está bien hecho (en su punto), se partirán los huesos con muchísima facilidad.
15. Es decir, trinchan el cochinillo al horno con el borde de un plato para mostrar que está bien cocinado y la carne es pura mantequilla: jugosa y tierna.
Cordero al horno a baja temperatura
Cabrito asado

Más recetas de carnes que os recomienda La cocina de Masito:

Recetas recomendadas