Haz clic para votar esta receta
Croquetas de berenjenas caseras

Estas croquetas de berenjenas son muy fáciles de hacer y económicas. Con pocos ingredientes, que la mayoría tendréis en la cocina de vuestras casas, vais a tener unas croquetas de verduras muy jugosas para disfrutar en familia. A los niños les encantan y es una forma diferente de darles verdura, y que se vayan familiarizando con sabores nuevos.

Receta de croquetas de berenjenas

A la hora de preparar estas croquetas de berenjena es muy importante tener en cuenta una serie de pasos para que queden en su punto. Es muy importante el tiempo que debemos dejar reposar la masa en la nevera para que adquiera la consistencia necesaria para su manipulación. En caso contrario, no podríamos darles forma a estas sabrosas croquetas caseras de berenjena. Las podéis enriquecer y hacer unas ricas croquetas de berenjenas y queso agregando un poco de queso a los ingredientes.

Si os gustan las croquetas, os animo a preparar estas croquetas de cocido, fáciles y sabrosas, las croquetas de atún y estas croquetas de pollo caseras. También os encantarán estas croquetas de salmón y estas croquetas de jamón, como las de la abuela. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocinado: 30 minutos
Tiempo total: 45 minutos

Esta vídeoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes para 20 croquetas:

500 ml de leche
2 berenjenas medianas
20 ml de aceite de oliva virgen extra
20 g de mantequilla
40 g de harina común
25 ml de brandy
½ cebolla
2 dientes de ajo
sal
pimienta blanca o negra molida
nuez moscada
huevos
pan rallado

Cómo hacer croquetas de berenjenas fácil y paso a paso

1. Comenzamos nuestra receta de croquetas de berenjenas lavando las berenjenas y quitándoles ambos extremos.
2. Seguidamente, las partimos por la mitad longitudinalmente, a lo largo, y les hacemos unas incisiones o cortes sin llegar a la piel.
3. Las colocamos en un plato apto para microondas. Las aderezamos con un poco de sal, aceite de oliva virgen extra y pimienta.
4. Tapamos bien con papel film o lo que solamos usar e introducimos en el microondas durante 10 minutos a máxima potencia. Si no tenéis microondas podéis hacerlas al vapor.
5. Mientras se cocinan en el microondas las berenjenas, aprovechamos para pelar la ½ cebolla y los dientes de ajo.
6. Picamos ambas verduras en trocitos bien pequeños. Sacamos las berenjenas del microondas y destapamos con mucho cuidado para no quemarnos.
7. Ahora pinchamos la carne de las berenjenas para comprobar que está bien cocinada y usarla en nuestras croquetas de berenjenas.
8. Si están en su punto, las reservamos, para que se enfríen bien. Seguidamente colocamos una sartén al fuego y vertemos un poco de aceite de oliva virgen extra.
9. Agregamos la mantequilla y cocinamos a temperatura media alta (7 sobre 9 que tiene mi placa de inducción).
10. Cuando tengamos derretida la mantequilla, incorporamos la cebolla y los dientes de ajo, y pochamos unos 6 minutos, aproximadamente.
11. Ojo, no queremos que se quemen, por eso debemos regular la temperatura o bajarla.
12. A la vez que se hacen las verduras podemos aprovechar para ir sacando la carne de las berenjenas, para nuestras croquetas caseras, si ya están frías.
13. Extraemos la pulpa de la berenjena con la ayuda de una cuchara y dejamos la piel. Esta la podéis utilizar si os gusta.
Croquetas caseras de berenjenas
Croquetas de berenjenas cremosas

Cómo se hace la bechamel para croquetas de verduras jugosas

1. Picamos toda la carne de las berenjenas a cuchillo. También se puede triturar, pero para mi gusto quedan más ricas así.
2. Tras picarlas, las añadimos a la sartén si la cebolla ya está en su punto. Mezclamos bien, vertemos el brandy, prendemos fuego (flameamos o flambeamos, si no tenemos miedo).
3. Mantenemos al fuego hasta que casi todo el líquido que haya en la sartén se evapore, unos 5 minutos, aproximadamente.
4. Justo en ese momento incluimos la harina para la salsa bechamel para croquetas y cocinamos la harina durante 1 minuto o 1 minuto y ½ a temperatura media baja (5 sobre 9).
5. Agregamos la leche templada, removemos bien con el fuego al máximo hasta que rompa a hervir. Debemos remover constantemente, sin parar en ningún momento.
6. De esa forma evitaremos que se nos pegue en el fondo. Cuando casi rompa a hervir, bajamos a fuego medio (5 sobre 9) y seguimos removiendo sin parar.
7. Cuando casi tenga la consistencia deseada, probamos el punto de sal y rectificamos si hiciera falta. Incluimos nuez moscada y pimienta
8. Removemos y esperamos hasta que se forme un surco cuando pasemos la varilla por el centro y que le cueste un poquito unirse nuevamente.
9. Apartamos del fuego y ponemos la bechamel para croquetas en una bandeja. Cubrimos con papel film a costra, es decir, con el papel tocando la bechamel.
10. De esa forma evitamos que se forme costra en la masa de las croquetas de berenjena. Introducimos nuestra bandeja en la nevera y que repose de un día para otro.

Croquetas de berenjenas, últimos pasos

1. Al día siguiente preparamos un plato con pan rallado y otro con los huevos batidos.
2. Sacamos la bandeja de la nevera, le quitamos el papel film. Le damos forma a las croquetas con la ayuda de dos cucharas o con las manos.
3. Pasamos las croquetas por huevo, las rebozamos bien en pan rallado y finalmente, les damos de nuevo forma con las manos.
4. Reservamos en una bandeja hasta que tengamos todas nuestras croquetas de berenjenas hechas.
5. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de oliva virgen extra, temperatura alta (8 sobre 9) y cuando el aceite esté en su punto añadimos nuestras croquetas.
6. Las vamos a ir echando poco a poco para que no baje mucho la temperatura del aceite de oliva y se hagan bien nuestras croquetas de verduras caseras.
7. Preparamos un plato con papel de cocina absorbente y cocinamos las croquetas durante 1 minuto, aproximadamente.
8. El tiempo justo para que se dore el pan porque el resto de los ingredientes ya están cocinados, por lo que no necesita mucho tiempo al fuego.
9. Cuando las croquetas estén bien doradas, las sacamos y terminamos de hacer el resto.
10. Ya solo nos queda emplatar nuestras ricas croquetas de berenjena y acompañar de una buena ensalada, por ejemplo.
11. Veréis qué cremosas quedan y lo sabrosas que están. ¡Que os aproveche, amigos!

Más recetas de aperitivos o entrantes que os recomienda La cocina de Masito: