Haz clic para votar esta receta
Galletas craqueladas de limón

Las galletas de limón que os propongo cocinar hoy son muy fáciles de preparar. Con pocos ingredientes, que solemos tener en nuestras cocinas, vamos a conseguir hacer unas galletas caseras con un sabor espectacular. Además, estas galletas son económicas, esponjosas, suaves y se deshacen en la boca. A los niños les encantan y a los adultos, ni os cuento.

Receta de galletas de limón

Estas galletas craqueladas de limón son una auténtica delicia, como os comentaba antes. Una de las características es que vamos a usar la piel en la elaboración. Tendremos que quitársela al limón sin nada de blanco, porque amargaría, y picarla en trozos muy pequeños. De esa forma nos encontraremos esos maravillosos tropezones que potencian el sabor de esta receta casera de galletas.

Si os gustan las recetas de galletas, os animo a preparar estas galletas de chocolate y estas galletas de mantequilla. También os encantará estas galletas de avena y plátano, así como esta tarta de chocolate y galletas Oreo. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 40 minutos
Tiempo de cocinado: 12 minutos
Tiempo total: 54 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

300 g de azúcar
2 huevos
2 cucharadas soperas de zumo de 1 limón
110 ml de aceite de girasol
la ralladura del limón
1 cucharadita de colorante amarillo
380 g de harina común
1 cucharadita rasa de levadura química
pizca de sal
azúcar glas

Cómo hacer galletas de limón, receta fácil paso a paso

1. Comenzamos a preparar nuestras galletas de limón. Para ello vamos a lavar bien el limón (la piel) y a secarla.
2. Seguidamente, añadimos el azúcar a un cuenco o bol grande con los huevos, el aceite suave o de girasol y el zumo de limón
3. Pelamos el limón de forma que no contenga nada de la parte blanca, pues esta amarga. Y luego la cortamos muy bien en trozos pequeños.
4. Después, incluimos la piel picadita en el bol con el resto de ingredientes. Integramos todo con la ayuda de unas varillas removiendo durante 3 o 4 minutos, aproximadamente.
5. Una vez tengamos una pasta homogénea, agregamos el colorante amarillo (no es necesario, pero realza el color).
6. Mezclamos nuevamente, hasta obtener una masa de color homogéneo. Es el momento de echar la levadura y la harina química tamizadas con la sal.
7. Para ello podemos usar un colador grande e ir dando golpitos para que vaya cayendo poco a poco en nuestro bol de la masa de galletas sin mantequilla.
8. Una vez tengamos toda la harina en el cuenco, removemos muy bien con la ayuda de una cuchara grande o paleta.
9. Estas galletas craqueladas de limón están deliciosas y solo necesitamos que se una la harina con la mezcla líquida para ponernos con el horno.
10. Aunque primero debemos seguir mezclando hasta lograr una masa uniforme para nuestras galletas de limón.
11. Después, cubrimos el bol y lo dejamos en la nevera durante 30 minutos mínimo. Mientras tanto preparamos una bandeja de horno con papel de horno.
Receta de galletas
Galletas de limón

Galletas craqueladas de limón, la masa y el horneado

1. Transcurrido el tiempo, precalentamos el horno a 180º, preparamos un cuenco con azúcar glas y sacamos el bol de la masa de galletas caseras de la nevera.
2. Con la ayuda de 1 cuchara sopera sacamos una porción y le damos forma de bola a nuestra galleta de limón con la mano.
3. Después, la pasamos por azúcar glas, le damos forma nuevamente. La dejamos en la bandeja de horno y la aplastamos un poco.
4. Hacemos lo mismo con todas las galletas de limón hasta terminar con toda la masa. Las colocamos en la bandeja con una separación prudencial.
5. La separación es importante, ya que las galletas van a crecer en el horno y no nos interesa que se peguen.
6. Introducimos la bandeja en el horno a 180º, con calor arriba y abajo, y a altura media durante 10 o 14 minutos, aproximadamente.
7. El tiempo de horneado va a depender de lo doraditas que os gusten las galletas de limón caseras. Cuanto más tiempo las dejes (14 minutos), más crujientes y doradas estarán.
8. A menor tiempo (10 minutos), más blanditas y suaves quedarán. Eso sí, tened en cuenta que el tiempo estará siempre entre 10 y 14 minutos.
9. Ni más, ni menos. Yo las he dejado 12 minutos exactos. Cuando estén en el punto deseado, las sacamos del horno.
10. Luego las dejamos sobre una rejilla para que se enfríen bien. En cuanto estén frías nos enfrentaremos a la parte más difícil.
11. ¿Cuál es ese momento? Abrir la boca y a disfrutar de nuestras galletas de limón para merendar o cuando nos apetezca.

Más recetas con galletas que os recomienda La cocina de Masito: