Haz clic para votar esta receta
Pollo parmesano La cocina de Masito

El pollo a la parmesana o pollo parmesano es un plato típico italiano muy fácil de hacer y delicioso. Con unas pechugas de pollo, una buena salsa de tomates y el sabroso parmesano tendríamos lista la receta. En ocasiones se enriquece con jamón, tal y como os voy a enseñar hoy. Os aseguro que esta comida suele agradar tanto a peques como a mayores.

Receta pollo parmesano

Una de las particularidades del pollo a la parmesana es que va empanado o empanizado. El queso necesario para hacer estas ricas pechugas es el parmesano, de ahí el nombre del plato. El sabor que adquiere con este queso es espectacular. Además, al ir tapado durante el cocinado, el queso se va fundiendo poco a poco gracias al calor que se genera dentro de la cacerola.

Si os gustan las recetas de pollo, os animo a preparar el pollo a la cazadora y estos filetes de pollo a la milanesa. También os encantarán estas delicias de pollo rellenas y las pechugas de pollo al horno con bacón y queso fundido. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocinado: 30 minutos
Tiempo total: 40 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

800 g de pechugas de pollo
sal
aceite de oliva virgen extra (AOVE)
orégano
220 g de queso parmesano
800 g de tomate frito
1 loncha de jamón por filete
pimienta negra molida
harina común
2 huevos
pan rallado

Cómo hacer pollo a la parmesana, recetas fáciles paso a paso

1. Para hacer este pollo a la parmesana vamos a empezar cortando las pechugas de pollo, haremos filetes gruesos o se lo pedimos al carnicero.
2. Salpimentamos las pechugas por uno de los lados, las pasamos por harina (eliminamos el exceso), por huevo y por pan rallado.
3. Mientras tanto, ponemos una cacerola o sartén al fuego con abundante aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente, introducimos las pechugas.
4. Las doramos y les damos la vuelta. No las vamos a mantener al fuego durante mucho tiempo porque después las terminaremos de cocinar, pero sí buscamos que estén casi hechas.
5. Sacamos las pechugas cuando estén listas y las dejamos en una bandeja o plato grande con papel absorbente.
6. Vertemos en una cacerola la salsa de tomate frito casera, la cantidad necesaria. Ojo, la vamos a cocinar, así que necesitamos que no sea una capa fina, sino más.
7. Incluimos los filetes de pollo, les echamos encima el jamón y el queso rallado. Tapamos y cocinamos a temperatura baja (3 sobre 9 que tiene mi inducción).
8. Transcurridos un par de minutos, comenzarán a formarse burbujas en la salsa de tomate, así que meneamos de vez en cuando.
9. Al tener la tapa puesta se va a ir generando vapor dentro de la cacerola y eso ayudará a que el queso se funda encima de nuestro pollo con parmesano.
10. Aprovechamos que se están cocinando las pechugas de pollo a la parmesana para preparar una ensalada al gusto para acompañar nuestro rico plato.
11. Transcurridos unos 15 minutos, aproximadamente, tendremos listo nuestro plato para llevar a la mesa.
12. Por lo que apagamos el fuego, espolvoreamos un poco de orégano y emplatamos al gusto para disfrutar comiendo nuestro pollo a la parmesana.
Receta pollo parmesano La cocina de Masito
Pollo a la parmesana

Más recetas con pollo que os recomienda La cocina de Masito: