Haz clic para votar esta receta
Pollo con tomate La cocina de Masito

Este pollo con tomate está buenísimo y a los niños les encanta. La salsa es una auténtica maravilla y si a los peques no les agrada ver la verdura, solo tenemos que triturarla, colarla y listo. Para su elaboración podemos usar pollo en trozos, muslos o jamoncitos o la parte que más nos agrade del pollo con hueso. Yo he utilizado contramuslos de pollo con la piel y el hueso.

Receta pollo con tomate

Este pollo en salsa de tomate se hace a fuego lento, despacito como los típicos guisos de toda la vida, de nuestras abuelas y madres. Si no tenéis mucho tiempo, podéis adelantar los primeros pasos y terminar de hacerlo al día siguiente. Además, el pollo al tomate está para chuparse los dedos de un día para otro, con un sabor espectacular.

Si os gustan las recetas con pollo, os animo a preparar estos muslos de pollo al horno y el pollo a la cazadora. También os encantará el pollo al ajillo con limón y el pollo a la parmesana. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocinado: 1 hora y 30 minutos
Tiempo total: 1 hora y 45 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de YouTube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

2 zanahorias
1 puerro
1 cebolla
2 dientes de ajo
800 g de tomate pera
300 ml de caldo de pollo
perejil fresco
aceite de oliva virgen extra (AOVE)
8 contramuslos de pollo o trozos de pollo con hueso y piel al gusto

Cómo hacer pollo con tomate, receta fácil paso a paso

1. Comenzamos nuestra receta de pollo con tomate aderezando la carne al gusto. Yo he empleado el sazonador italiano para pollo de Just Spices.
2. Este lleva los siguientes ingredientes: tomate (en gránulos y en polvo), pimentón (en gránulos y en polvo), sal, ajo, cebolla, tomillo, ajedrea.
3. También incluye puerro, chile, semillas de mostaza y de apio en polvo, romero e hinojo en polvo.
4. Una vez aderezado el pollo, ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén o cacerola y cocinamos bien la carne por ambos lados.
5. La haremos a una temperatura media alta (7 u 8 de 9 que tiene mi inducción) con la tapa puesta para que no salte tanto el aceite.
6. Cuando esté bien hecha por uno de los lados, les damos la vuelta y que se terminen de cocinar. Con la carne en su punto, la sacamos y la reservamos.
7. Es el momento de preparar la salsa de tomate que va a llevar nuestro rico guiso de pollo con tomate. Así que lavamos todas las verduras.
8. Pelamos las zanahorias y las cortamos en cuadraditos al gusto porque después trituraremos todo. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que cuanto más pequeños sean, más pronto se cocinarán.
9. Le quitamos las puntas al puerro y la primera capa. Seguidamente, lo cortamos también en trozos pequeños al gusto para nuestro pollo al tomate.
10. Con la cebolla y los dientes de ajo hacemos lo mismo, pelarlos y cortarlos en juliana. Ahora, quitamos un poco de aceite de la cacerola o sartén en la que hemos frito el pollo.
receta pollo con tomate
Pollo en salsa de tomate

Pollo en salsa de tomate, el guiso

1. Echamos todas las verduras a la cacerola o sartén y las cocinamos durante 15 minutos, aproximadamente, a temperatura media (6 o 7 de 9)
2. Mientras se hacen las verduras, removemos de vez en cuando y aprovechamos para cortar los tomates en varios trozos.
3. Los añadimos a una jarra en la que incluimos también las verduras en cuanto estén bien cocinadas y 2 cucharadas más de sazonador italiano.
4. En caso de no tener sazonador, daros cuenta de que no hemos aderezado las verduras; así que poned sal y lo que os apetezca. A continuación, trituramos todo muy bien.
5. Una vez triturado, volcamos todo sobre la cacerola o sartén junto con el pollo que teníamos reservado y los jugos que este haya soltado.
6. Vertemos el caldo de pollo y subimos el fuego a temperatura máxima. Esperamos a que hierva y en ese momento bajamos el fuego a temperatura media (4 o 5 de 9).
7. Tapamos y dejamos que se haga durante unos 45 minutos, aproximadamente. Pasado el tiempo, destapamos y mantenemos otros 15 minutos más sin la tapa.
8. Probamos por si hiciera falta rectificar el punto de sal o añadir más especias. Transcurridos los 15 minutos finales, apagamos el fuego.
9. Emplatamos nuestro rico pollo con tomate y lo llevamos a la mesa. Este plato queda muy sabroso de un día para otro y lo podemos acompañar con patatas o arroz.
10. Preparamos una buena barra de pan, espolvoreamos un poquito de perejil fresco por encima y a disfrutar comiendo. ¡Al lío!

Más recetas de pollo que os recomienda La cocina de Masito: