Haz clic para votar esta receta
Receta casera de sanjacobos

Los sanjacobos, conocidos también como san jacobos, son una especie de libritos de jamón y queso. Indudablemente, vale la pena hacerlos caseros, ya que, a diferencia de los congelados, podremos adaptarlos a nuestros gustos y necesidades; además de saber exactamente qué es lo que estamos comiendo. Este suele ser uno de los platos favoritos de los niños.

Receta de sanjacobos

Los san jacobos o sanjacobos habitualmente se hacen fritos, aunque también se pueden preparar unos ricos sanjacobos al horno. Hoy me voy a centrar en explicaros cómo conseguir unos jugosos sanjacobos de jamón y queso jugosos y poco grasientos. A mí me parecen una auténtica maravilla. Es más, podemos trocearlos, una vez cocinados, y servirlos como picoteo con croquetas, tortillas y lo que nos apetezca. La otra posibilidad es que lo presentemos como plato único acompañado de una buena ensalada.

Si os gustan estos sanjacobos, seguro que os encantarán los flamenquines de jamón y queso y el cachopo de cerdo con espinacas y queso. Igualmente, os animo a preparar estos nuggets de pollo caseros y estas bolitas de queso, aperitivo fácil. Y ahora, amigos, vamos allá, ¡al lío!

Tiempo de elaboración:

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocinado: 1 minutos
Tiempo total: 11 minutos

Esta videoreceta la podéis ver en mi canal de youtube. Donde además podréis comentarla, darle al like y suscribiros gratuitamente a mi canal para no perderos nada de lo que allí subo.

Ingredientes:

20 lonchas de jamón de York
10 lonchas de queso de oveja semicurado
1 plato con harina común
2 huevos
1 plato con pan rallado
aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer sanjabocos caseros paso a paso

1. Para hacer nuestros sanjacobos o san jacobos caseros vamos a coger 2 lonchas de jamón de York, las ponemos una encima de la otra y las cortamos.
2. Necesitamos obtener unos cuadrados para elaborar nuestra rica receta. Una vez cortado, reservamos los restos.
3. Estos sobrantes los podremos usar en sándwiches, ensaladas, desayunos o lo que nos apetezca.
4. En caso de que nuestros cuadrados de jamón de York tengan bordes de grasa, se los quitamos.
5. Siempre cortaremos los cuadrados de jamón de 2 en 2 para que ya los tengamos preparados y con la misma dimensión o medida.
6. Cuando esté cortado todo nuestro jamón toca coger el queso. Este puede ser el que más nos guste.
7. Ahora bien, si empleamos queso de oveja semicurado, conseguiremos aportarle un plus de sabor a nuestro rico sanjacobo casero.
8. Levantamos una de las lonchas de jamón e incluimos el queso sin que llegue al borde. Cubrimos nuevamente con la loncha de jamón.
9. Hacemos lo mismo con el resto del jamón para tener listos nuestros sanjacobos. Con estas cantidades nos saldrán 10 sanjacobos caseros.
sanjacobos caseros receta fácil
Sanjacobos

Cómo freír los sajacobos caseros

1. Ponemos en nuestra mesa de trabajo los platos con los huevos batidos, la harina y el pan rallado. Colocamos al fuego una sartén con aceite de oliva virgen (temperatura 7 sobre 9).
2. Mientras tanto aprovechamos para pasar los sanjacobos por la harina. Eliminamos el exceso y acto seguido lo introducimos en el huevo.
3. Impregnamos bien en huevo, lo sacamos y llevamos al pan rallado, que se reboce bien por todos lados, hasta los laterales o bordes.
4. Nuevamente por huevo y pan rallado para darle un punto más crujiente, y reservamos. Hacemos lo mismo con todos los sajacobos.
5. Comenzamos a freír los sanjacobos poco a poco, unos 30 segundos por cada lado y manteniendo la temperatura media alta para que no se quemen.
6. Introducimos en la sartén los sanjacobos que nos quepan, 1 o 2. Vigilamos que el queso no se salga y no se nos queme el pan.
7. Preparamos una bandeja con papel absorbente. En el momento en el que tengamos los sajacobos cocinados, los vamos poniendo en la bandeja.
8. Los colocamos separados para eliminar el exceso de aceite y al rato les damos la vuelta para quitar el aceite por ambos lados.
9. En 1 minuto en la sartén (30 segundos por cada lado) los tendremos listos, pues todos los ingredientes están cocinados salvo el huevo.
10. Lo que buscamos es dorar el pan y que se funda el queso que lleva dentro. Yo he usado queso semicurado por lo que os comenté antes, pero podéis emplear un queso más suave.
11. Una vez cocinados todos, emplatamos, llevamos a la mesa nuestros sanjacobos de jamón y queso, y a disfrutar.

Más recetas de aperitivos que os recomienda La cocina de Masito: